Caso del Mes SLARP – Abril 2021

AUTORES

Lina Cadavid Álvarez
Radiologa Pediátrica. Hospital Pablo Tobón Uribe/ IMEDI. Medellín – Colombia.
Correo: linacadavid6@hotmail.com

Ana María Gómez
Residente de radiología. Universidad de Antioquia. Medellín – Colombia.

Las autoras autorizan la publicación de este caso clínico en la Sociedad Latino Americana de Radiología Pediátrica.

1. BREVE HISTORIA CLÍNICA

13 años de edad, con cuadro clínico consistente en aparición de masa en región frontal derecha.

2. IMÁGENES

Figura 1:

Figura 2:

Resultados

6. DESCRIPCIÓN DEL DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL Y DE TODO EL CASO EN FORMA MÁS DETALLADA:


Tras procedimiento quirúrgico, los estudios histopatológicos concluyen que la lesión es compatible con un hemangioma cavernoso intraóseo.
Los hemangiomas son tumores benignos que se originan en los vasos intrínsecos de los tejidos.
Representan el 10 % de los tumores óseos teniendo una localización infrecuente en los huesos del cráneo donde sólo representan entre el 0,2 y el 1 %
Histológicamente pueden clasificarse como: Cavernosos, Capilares y Mixtos.
Cuando afectan al tejido óseo, la columna vertebral es su localización preferente.
Raros en el cráneo: Solo reportes de casos
Se presentan a cualquier edad y afectan sobre todo a mujeres entre 2 y 4 década de la vida.
Habitualmente son lesiones únicas, aunque se han descrito casos de cavernomas craneales múltiples.
En el cráneo la calota es la región más frecuentemente afectada principalmente el hueso frontal, seguido del temporal y parietal.
La presentación típica es como una masa dura, indolora, que aumenta lentamente de tamaño. El patrón de crecimiento de estos tumores suele ser exofítico.
Se han descrito casos con extensión intracraneal, pudiendo asociar un sangrado epidural o subdural.
Otras presentaciones menos frecuentes incluyen exoftalmos y/o diplopía en el caso de hemangiomas de localización orbitaria, así como afectación de pares craneales cuando los cavernomas implican los huesos de la base del cráneo.
Por Imagen: lesión lítica, oval o redondeada, bien delimitada, trabéculas que irradian desde un centro común en su interior dando en ocasiones una apariencia de panalización en los cortes axiales. Frecuentemente invade y expande la tabla externa, respetando el periostio. Habitualmente no se identifican signos de hiperostosis reactiva en sus márgenes. En resonancia magnética es de intensidad mixta, predominantemente isointensa o hiperintensa en T1 con hiper realce e hiperintensa en T2
Como diagnóstico diferencial pueden considerarse al Osteoma, Quiste óseo aneurismático, Tumor de células gigantes, Displasia fibrosa, Sarcoma, Meningioma, Metástasis, Enfermedad de Paget y Quiste dermoide.

 

7. DIAGNÓSTICO FINAL:


Hemangioma Cavernoso Intraóseo

BIBLIOGRAFÍA


Park BH, Hwang E, Kim CH. Primary intraosseous hemangioma in the frontal bone. Arch Plast Surg 2013; 40:283–285.

2. Salunke P, Sinha R, Khandelwal NK, et al. Primary intraosseus cavernous hemangioma of the skull base. Br J Neurosurg 2010; 24:84–85.

3. Rumana M, Khursheed N, Farhat M, et al. Congenital intraosseous cavernous hemangioma of the skull: an unusual case. Pediatr Neurosurg 2013; 49:229–231.

6. DESCRIPCIÓN DEL DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL Y DE TODO EL CASO EN FORMA MÁS DETALLADA:


Tras procedimiento quirúrgico, los estudios histopatológicos concluyen que la lesión es compatible con un hemangioma cavernoso intraóseo.
Los hemangiomas son tumores benignos que se originan en los vasos intrínsecos de los tejidos.
Representan el 10 % de los tumores óseos teniendo una localización infrecuente en los huesos del cráneo donde sólo representan entre el 0,2 y el 1 %
Histológicamente pueden clasificarse como: Cavernosos, Capilares y Mixtos.
Cuando afectan al tejido óseo, la columna vertebral es su localización preferente.
Raros en el cráneo: Solo reportes de casos
Se presentan a cualquier edad y afectan sobre todo a mujeres entre 2 y 4 década de la vida.
Habitualmente son lesiones únicas, aunque se han descrito casos de cavernomas craneales múltiples.
En el cráneo la calota es la región más frecuentemente afectada principalmente el hueso frontal, seguido del temporal y parietal.
La presentación típica es como una masa dura, indolora, que aumenta lentamente de tamaño. El patrón de crecimiento de estos tumores suele ser exofítico.
Se han descrito casos con extensión intracraneal, pudiendo asociar un sangrado epidural o subdural.
Otras presentaciones menos frecuentes incluyen exoftalmos y/o diplopía en el caso de hemangiomas de localización orbitaria, así como afectación de pares craneales cuando los cavernomas implican los huesos de la base del cráneo.
Por Imagen: lesión lítica, oval o redondeada, bien delimitada, trabéculas que irradian desde un centro común en su interior dando en ocasiones una apariencia de panalización en los cortes axiales. Frecuentemente invade y expande la tabla externa, respetando el periostio. Habitualmente no se identifican signos de hiperostosis reactiva en sus márgenes. En resonancia magnética es de intensidad mixta, predominantemente isointensa o hiperintensa en T1 con hiper realce e hiperintensa en T2
Como diagnóstico diferencial pueden considerarse al Osteoma, Quiste óseo aneurismático, Tumor de células gigantes, Displasia fibrosa, Sarcoma, Meningioma, Metástasis, Enfermedad de Paget y Quiste dermoide.

 

7. DIAGNÓSTICO FINAL:


Hemangioma Cavernoso Intraóseo

BIBLIOGRAFÍA


Park BH, Hwang E, Kim CH. Primary intraosseous hemangioma in the frontal bone. Arch Plast Surg 2013; 40:283–285.

2. Salunke P, Sinha R, Khandelwal NK, et al. Primary intraosseus cavernous hemangioma of the skull base. Br J Neurosurg 2010; 24:84–85.

3. Rumana M, Khursheed N, Farhat M, et al. Congenital intraosseous cavernous hemangioma of the skull: an unusual case. Pediatr Neurosurg 2013; 49:229–231.

#1. 3. HALLAZGOS RADIOLÓGICOS:

La masa referida en la historia clínica es cierto:

Siguiente

#2.

4. DESCRIPCIÓN DE LOS HALLAZGOS RADIOLÓGICOS:


Figura 1. Resonancia simple y contrastada de cráneo, cortes axiales: a. T1, b. T2, c. GRE-T1, d. T1 post contraste, e y f difusión b1000 y mapa ADC. En hueso frontal izquierdo se identifica lesión infiltrativa sólida isointensa en T1, hiperintensa en T2, con leve restricción a la difusión, que realza intensamente con el medio de contraste. Destruye la cortical interna e invade el espacio epidural. Se asocia a engrosamiento y realce dural. Se observa además compromiso del techo de la órbita.

Figura 2. Tomografía simple de cráneo para planeamiento quirúrgico con cortes axial y sagital más reconstrucción 3D. En hueso frontal izquierdo se identifica lesión lítica, expansiva, con componente de tejido blando que destruye la cortical interna.


5. Diagnóstico diferencial:

Finalizar

Entradas recomendadas